Cargando Cargando...

¿Estás preparado para descubrir la rica flora y fauna del lugar más austral del planeta?

La región de Magallanes es la más extensa de Chile y es la puerta absoluta al gran continente blanco, uno de los hitos geográficos de nuestro planeta que maravilla por su flora y fauna de naturaleza pura e inhóspita.

Hay varios parques nacionales y reservas naturales, donde puedes caminar a través del típico bosque magallánico compuesto por árboles de la familia Nothofagus como el Coigüe (Nothofagus betuloides), Lenga (Nothofagus pumilio) y Ñirre  (Nothofagus antárctica). La región de Magallanes no solo está compuesta por bosques, por ejemplo, mientras viajas a Puerto Natales y en la parte norte de Tierra del Fuego, admirarás la increíble estepa de la Patagonia donde generalmente se ven Ñandú (Rhea pennata pennata), Armadillo (Dasypus novemcinctus), Chingue (Conepatus chinga) y guanacos (Lama guanicoe).

En esta región llena de vida hay una fauna muy rica entre las que podemos encontrar: puma (Puma concolor), águila mora (Geranoaetus melanoleucus), zorro chilla o gris (Lycalopex griseus), zorro culpeo (Lycalopex culpaeus), cóndor (Vultur gryphus), cachaña o cotorra austral (Enicognathus ferrugineus ferrugineus), pájaro carpintero de Magallanes (Campephilus magellanicus) y Martín pescador (Megaceryle torquata stellata).

El Parque Nacional Torres del Paine tiene la particularidad de concentrar los principales ecosistemas de la Patagonia, en un solo lugar, y es uno de los grandes destinos naturales del planeta. Fue declarado por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biósfera en 1978.

-
-
básico

En la provincia de Tierra del Fuego, es posible admirar la estepa patagónica, los matorrales y los profundos bosques de Nothofagus, ecosistemas representativos de la biodiversidad austral y de la región subantártica. La región subantártica de Tierra del Fuego contiene aproximadamente el 5% de todas las especies de musgos que existen en la Tierra. También puedes visitar el Parque Pingüino Rey, donde se encuentra la única colonia de pingüinos rey en América del Sur.

Cabo de Hornos, parte de la provincia antártica, tiene los bosques planetarios más australes, con árboles nativos de la familia Nothofagus, que siempre albergan un tesoro botánico: bosques en miniatura poblados de pequeños musgos y líquenes.

Si tu destino es la provincia de Magallanes, no puedes perderte “Los Pingüinos de Magallanes” en Isla Magdalena, área declarada Monumento Natural en 1982, que tiene una de las mayores poblaciones de pingüinos magallánicos de América del Sur, estimada en 50 mil individuos.

Una de las principales atracciones de esta provincia es, sin duda, el Parque Marino Francisco Coloane, donde es posible el avistamiento de ballenas jorobadas, que llegan desde el norte en primavera. También puedes ver albatros de ceja negra, petreles gigantes, gaviotín antártico, cormoranes, pingüinos de Magallanes, leones marinos y delfines australes.

La mayoría de los visitantes que viajan a la Patagonia chilena lo hacen para ir al encuentro de su diverso paisaje y sus excepcionales parques nacionales, pero estas enormes extensiones de tierras con escasa intervención del hombre son ideales para descubrir su fauna, en especial su inigualable colección de aves.

lugares para FLORA Y FAUNA

Parque Nacional Torres del Paine

Reserva Magallanes y Cerro Mirador

Seno Almirantazgo

TIPS

Si bien existen los encuentros fortuitos, también uno puede ir en busca de fauna y eso requiere de tiempo y paciencia. Los animales en su hábitat natural, no se comportan como en los zoológicos. Son animales asustadizos, que no han estado en contacto con el hombre, por lo que, ante cualquier ruido, o movimiento desconocido se asustarán y saldrán corriendo, de manera que debes informarte bien de los lugares donde es frecuente ver una especie determinada, ir con calma y esperar.

Tanto en las mañanas como en las tardes, los animales tienen mayor actividad, lo que los hace más visibles. El mediodía suele ser una mala hora para los avistamientos, ya que los animales usualmente descansan a esa hora, en especial si hace calor.

Sigue siempre las instrucciones de los guardaparques para que puedas disfrutar tu viaje: no prendas fuego en lugares no autorizados ni te salgas de las rutas demarcadas de los senderos para evitar accidentes.

No te pueden faltar chaquetas gruesas (ojalá con chiporro) y pantalones impermeables, gorros de lana, camisetas, polar y guantes térmicos, corta vientos, zapatos de trekking, de descanso y botas, lentes de sol y protector solar. Pero no te olvides de poleras y zapatos más livianos para los días soleados, para ello lo mejor es vestirse por capas.

QUÉ HACER

Información