Un siglo de fiestas australes: Historia del Carnaval de Invierno

¡La XXIII edición del Carnaval de Invierno se acerca a pasos agigantados! Esta fiesta popular, la más importante para los magallánicos, reúne a miles de ciudadanos y turistas alrededor del centro de Punta Arenas para celebrar la época invernal. Carros alegóricos, murgas, batucadas y fuegos artificiales componen esta celebración, la que este año se realizará los días 21 y 22 de julio.

Instituciones públicas, empresas privadas, clubes, colegios y jardines infantiles son sólo algunas de las agrupaciones que se suman a esta festividad, preparando sus carros y coreografías con semanas de antelación. Mientras algunas de estas producciones homenajean a la cultura de Magallanes – con sus pueblos originarios o sus gauchos – otros representan íconos de la cultura pop. Entre todos, se crea una fiesta que reúne a gente de todas las edades.

Cada año, el Carnaval de Invierno convoca a más turistas, atraídos por una celebración única en el país. Comúnmente reservados para celebrar la primavera, en Magallanes se conmemora con alegría la llegada del invierno. Los más valientes, se sumergen en las frías aguas de la región con el Chapuzón del Estrecho, el que cada año suma más participantes dispuestos a nadar en su mar.

Los orígenes del Carnaval se remontan a los años 20 con la Fiesta de la Primavera. El festejo contaba con carros alegóricos que recorrían el centro de la ciudad; las flores, el mar o el campo eran algunas de las temáticas de aquel entonces, con creaciones que no tendrían nada que envidiar a los carros de las últimas ediciones.

La Fiesta de la Primavera también contaba con concursos de Reina y de Rey Burro o Rey Feo, los que eran coronados en una gala en el Teatro Municipal. La velada contaba con bailes en el escenario e invitaba a la ciudad a celebrar una noche mágica, especialmente para los jóvenes de la época. Los hombres de la época asistían con el clásico traje de dos piezas, mientras que las mujeres apaciguaban el frío de la estación con gruesos abrigos, ajustados a la cintura.

Tras el fin de la Fiesta de la Primavera en el año 1976, las celebraciones regresarían 20 años después con un nuevo nombre y nueva fecha. En 1996, se lanzó el renovado Carnaval de Invierno para celebrar el centenario de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas. Lo que comenzó como una simple idea de retomar un festejo olvidado, se transformó en la mayor fiesta popular de la región.

Más de una treintena de carros y murgas participaron en aquella primera edición de 1996, la que sumó a más de 70.000 espectadores en las calles del centro de la ciudad. También sumó fuegos artificiales, los cuales fueron lanzados desde el Mirador Cerro de la Cruz, dando un espectacular show para culminar esta celebración de dos días.

Este 21 y 22 de julio, la ciudad nuevamente recibirá a los Magallánicos y a los turistas argentinos en este jolgorio de dos días. La invitación es a bailar en calle Bories al ritmo de las murgas, degustar las preparaciones que habrá a lo largo del recorrido, y deslumbrarse con los fuegos artificiales reflejándose en las aguas del Estrecho de Magallanes. Esta intensa actividad ha convertido a Punta Arenas en la capital indiscutida del turismo austral.

 

 

Compartir :